Donald Trump: un futuro incierto en la Economía mundial


No hay duda que 2016 será recordado como el año en el que Donald Trump llegó a la Casa Blanca. Como si de unas acciones bursátiles se tratase, los diferentes organismos económicos especulan con sus posibles medidas políticas y surge esa incertidumbre acerca del cumplimiento o no de las propuestas que el candidato republicano llevaba consigo en su programa electoral.

sin-titulo-1

Pero empecemos por los cimientos, ¿por qué ha generado tanta especulación la victoria de Trump? Al margen de la excentricidad de su programa electoral, que incluye la deportación de 11 millones de indocumentados, acercar posturas con Rusia o cancelar las medidas para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, parece que la característica que más definía a Estados Unidos, la economía neoliberal toca a su fin, con políticas mucho más proteccionistas.

Prueba de ello, es la posible eliminación del NAFTA, el tratado de libre comercio entre México, Canadá y Estados Unidos, o la anulación del TTIP, el tratado liberalizador del comercio entre EEUU y la UE.

Entramos en una nueva era puramente nacionalista, no hay más que ver el lema de Trump en la carrera a la Casa Blanca (“Hacer grande de nuevo a América”). El proteccionismo afectará directamente al comercio internacional, acostumbrado a una época de globalización absoluta, donde las economías dependen cada vez más del comercio exterior y de las exportaciones y frenada ahora por una incertidumbre internacional que podría afectar a las economía más débiles y frágiles de la zona euro. Y España se encuentra en este club.

Las consecuencias en España no han tardado en aparecer. A principios de noviembre, la prima de riesgo se situaba alrededor de los 100 puntos y no ha dejado de subir hasta los 133 puntos de finales de mes. El “efecto Trump” se ha dejado ver rápidamente en los mercados haciendo estos una lectura inflacionista de su victoria.

El horizonte es difícil de visualizar, Europa aún está en estado shock por el Brexit y se avecinan acontecimientos donde la fuerza cada vez mayor del populismo puede dar alguna sorpresa, como la elecciones holandesas, francesas y alemanas de 2017. Sin duda, la economía mundial afronta un periodo de incertidumbre anormal.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s